RSS Feed

Análisis Samsung Galaxy S8: Un celular hermoso por dentro y por fuera

Comments Off on Análisis Samsung Galaxy S8: Un celular hermoso por dentro y por fuera

March 29, 2017 by C@rløs QuizhpE

No es un Galaxy más. El Samsung Galaxy S8 rompe con el diseño de sus antecesores. Su poderosa pantalla de 5,8 pulgadas y su particular lector de huellas trasero ya marcan la diferencia. Pero además, cuenta con una larga serie de mejoras y características únicas para tomar el relevo (y superar) alSamsung Galaxy S7 edge.

Entre las características del Samsung Galaxy S8 encontramos un chip Exynos y 4 GB de RAM. Junto a Bixby, su asistente personal. O hasta tres sistemas de reconocimiento diferentes para mayor seguridad. Incluso, la compañía ha dado un salto adelante con una función que nos permite convertir nuestro Samsung Galaxy S8 en un improvisado PC de sobremesa

En cuanto a cámara, se mantiene la calidad del año pasado y se mejoran algunos detalles. 12 megapíxeles detrás y 8 delante. 3.000 miliamperios de batería completan el hardware principal en un dispositivo rompedor con un precio de 810 euros. Llegará a España a partir del próximo 28 de abril.

Este Galaxy S8 necesita ser analizado con más detalle. Vamos a ver entonces sus características punto a punto:

Un móvil todo pantalla

Es obvio que la parte estética merece el primer apartado de este análisis. El terminal destaca por tener un 85% de ratio de pantalla, con unos bordes inferior y superior mínimos para poder soportar la cámara y el micro. El resto, un panel curvado super AMOLED de 5,8 pulgadas con resolución de 1440 x 2960 píxeles y protección Corning Gorilla Glass 5. Realmente bonito a la vista.

Frente a lo que podría parecer, este Galaxy S8 es todo menos un ladrillo. Con 8 milímetros de grosor y 151 gramos de peso, prácticamente repite las dimensiones de su antecesor. Es asombroso el trabajo que se ha hecho para optimizar una pantalla gigantesca sin que afecte demasiado al espacio que ocupa en la mano.

Además, para este Galaxy S8 se vuelve a ofrecer resistencia al agua y al polvo con el certificado IP68. Esto significa que se puede zambullir hasta un metro y medio de profundidad y durante un máximo de 30 minutos, sin que el teléfono salga perjudicado. Eso sí, hay que tener cuidado con elementos corrosivos como el cloro en las piscinas o la sal del agua de mar.

Un vistazo de cerca a la pantalla del Galaxy S8.

Botón principal

Por primera vez en Samsung, el botón principal desaparece, y nos apoyamos solo en los botones capacitivos. El sistema está pensado para aprovechar la gigantesca pantalla, y por eso introduce por primera vez tecnología 3D Touch. La misma tecnología que incluye Apple en móviles como el iPhone 7permite al usuario utilizar los distintos niveles de presión sobre la pantalla para activar opciones y crear atajos en sus apps. Otra razón de más para no pensar en botones. Aquí, la interactividad manda.

Pero, ¿y el lector de huellas? Se ha venido a alojar detrás, justo a la misma altura que la cámara y el flash. Un polémico emplazamiento que ha desatado críticas y alabanzas a partes iguales. Sin duda está en un sitio curioso, y algunas críticas están justificadas. ¿No acabaremos tocando el objetivo por error de manera reiterada? ¿No hay que alargar demasiado el dedo para pulsarlo? Este tipo de cuestiones solo se resolverán cuando le demos un uso regular y lo podamos valorar.

Paerte delantera del Galaxy S8.

Potencia

Uno de los grandes platos fuertes del hardware de este Galaxy S8 es su procesador, y no es para menos. En Europa contamos con un chip Exynos con ocho núcleos a un máximo de 2,45 GHz de frecuencia de reloj, que promete ir como un tiro. A este procesador le acompañan 4 GB de memoria RAM (¿hacen falta más, realmente?) y una GPU Adreno 540.

Para el almacenamiento, se ofrecen dos versiones. La primera es de 64 GB y la segunda de 128 GB. La última apuesta de Samsung se adapta a una realidad donde un móvil que graba vídeos en 4K o fotos en RAW, requiere una gran capacidad de almacenamiento. Además, para el que le falte, puede ampliar la memoria a través de la tarjeta microSD, con 256 GB de tope.

Ficha del Samsung Galaxy S8

Pantalla Super AMOLED de 5,8″ resolución 1440 x 2960, 568 ppp
Cámara principal 12 megapíxeles, apertura f/1.7, flash LED
Cámara para selfies 8 megapíxeles, apertura f/1.7, flash LED
Memoria interna 64/128 GB
Ampliación microSD hasta 256 GB
Procesador y memoria RAM Exynos 8895 (ocho núcleos 4 a 2,3 GHz  y 4 a 1,7 GHz), 4 GB de memoria RAM
Batería 3.000 mAh, carga rápida, carga inalámbrica
Sistema operativo Android 7 Nougat
Conexiones Bluetooth 5.0, GPS, USB de tipo C, NFC, 4G, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac
SIM nanoSIM
Diseño Metal y cristal, 58% ratio de pantalla. Colores: negro, plata y morado
Dimensiones 148.9 x 68.1 x 8 mm  (151 gramos)
Funciones destacadas Lector de huellas dactilares, escáner de iris, reconocimiento facial, Bixby, resistente al agua (IP68)
Fecha de lanzamiento Abril 2017
Precio 800 euros

Sistema operativo

El Samsung Galaxy S8 lleva incorporado el Android 7.1 Nougat de base. Con él podremos aprovechar muchas de las novedades de este sistema operativo, como son la pantalla partida, las instant apps o las notificaciones agrupadas.

En cuanto a las apps incluidas por defecto, aparte del paquete inevitable de productos Google, también viene con el software Office de Microsoft. Mención aparte merece Samsung Connect, una app propia de la marca pensada para controlar otros dispositivos Samsung del hogar. Hablamos de electrodomésticos inteligentes, como el frigorífico o el aire acondicionado. Mediante esta app, podemos saber si lo hemos dejado encendido, o podremos encenderlo antes de llegar a casa. El Galaxy S8 viene totalmente equipado para El Internet de las Cosas.

Bixby

Aunque se esperaba que el famoso asistente de Samsung se presentara junto al Galaxy S8, lo cierto es que se presentó una semana antes. Tal vez no se quería que le quitara atención al auténtico protagonista de la jornada. Lo importante al fin y al cabo, es que lo último de Samsung tiene a Bixby, una inteligencia artificial, como asistente virtual.

Gracias a un botón ubicado al lado de las teclas de volumen, podemos acceder directamente a Bixby. Con voz femenina, se comunicará con nosotros de manera natural y nos facilitará la navegación por el teléfono. Podemos dictarle un mensaje, consultar el tráfico o la previsión meteorológica. También podemos pedirle que reconozca una imagen de un producto y que nos envíe un enlace para comprarlo. Además, Bixby se integra con algunas apps para que podamos gestionarlas solo con la voz.

En definitiva, otra inteligencia artificial que se suma a Siri, Alexa, Cortana y Google Assistant, aunque sólo supondrá competencia para éste último asistente. Un detalle final: Bixby sólo viene con chino e inglés como idiomas disponibles. Se espera obviamente que la lista de idiomas se amplíe, pero a día de hoy solo encontramos esos dos.

Primer plano de la cámara del Galaxy S8.

Cámara

La cámara trasera del Galaxy S7, con su aclamado sensor Dual Pixel, fue uno de los puntos fuertes del terminal. Tal vez por ello encontramos pocas variaciones para este Galaxy S8: un sensor de 12 megapíxeles, con apertura f/1.7 y flash LED. Incorpora además enfoque automático por detección de fase, y puede hacer vídeos en 4K.

En la parte de delante sí encontramos mejoría: se pasa de 5 a 8 megapíxeles, con apertura f/1.7, flash LED y HDR automático. Este año 2016 ha sido el año de la rebelión de las cámaras frontales, y el Galaxy S8 no podía dejar de lado esta tendencia. Sin embargo, sí llama la atención que otros dispositivos de Samsung de reciente lanzamiento, como el Samsung Galaxy A5 2017, ofrecieran cámaras frontales de mayor resolución.

Un vistazo al conector USB tipo C del Galaxy S8.

Autonomía y conexiones

La batería es definitivamente el aspecto que más dolores de cabeza habrá dado a los desarrolladores de Samsung para este Galaxy S8. Frente a la tentación de experimentar con otras tecnologías, fabricantes o capacidades, los coreanos han apostado por lo seguro. Y es que la batería del Galaxy S7 va perfectamente, tiene buena autonomía y aguanta bien en el tiempo.

Por eso, en este Galaxy S8 volvemos a encontrar una batería de litio de 3.000 miliamperios. Al igual que en el móvil anterior, contamos con carga rápida, así como de carga inalámbrica. En este aspecto, el enfoque de Samsung ha sido: si algo funciona, y lo hace bien, ¿para qué cambiarlo?

En cuanto a las conexiones, encontramos NFC, necesario para usar Samsung Pay, conector USB tipo C, Bluetooth 5.0 y GPS. Lo básico y necesario para un dispositivo de este calibre.

Sistemas de identificación

La tecnología de identificación ha sido uno de los aspectos sobre los que más se ha rumoreado en las últimas semanas. La comparación con lo próximo de Apple era constante. Ahora ya sabemos cuál es la apuesta del Samsung Galaxy S8: lector de huellas dactilares, escáner de iris y reconocimiento facial.

El lector de huellas no es nuevo, aunque su ubicación sí, como os comentábamos al principio del artículo. Lo tenemos en la parte superior trasera, a la misma altura que la cámara. No conocemos todos los usos alternativos que puede tener aparte del desbloqueo, pero seguramente se aprovechará ese lector.

Parte delantera del Galaxy S8, donde se aloja el escáner de iris.

Por otro lado, tenemos el escáner de iris. Ubicado en la parte delantera, ofrece un nivel extra de seguridad, para así tener nuestras carpetas privadas y nuestras tarjetas de Samsung Pay a buen recaudo.

Por último tenemos el sensor de reconocimiento facial. Basándose en la cámara frontal, reconoce las facciones de nuestra cara para hacer un retrato que desbloquee el teléfono o algunas apps.

En definitiva, Samsung apuesta en su Galaxy S8 por un dispositivo ultra-seguro, conscientes de que cada vez incluimos información más preciada en nuestro teléfono. Combinando las tres tecnologías, nuestro Galaxy S8 se puede convertir en una fortaleza inexpugnable.

La pantalla del Galaxy S8, de cerca.

Disponibilidad y precio

El Samsung Galaxy S8 llegará a las tiendas españolas a partir del 28 de abril, a un precio de 810 euros. Es un precio alto, pero que se adapta a la realidad económica actual de los teléfonos de gama alta. Eso sí, es superior al precio del LG G6 o el Huawei P10 y se acerca más al iPhone.

¿Qué os parece este Samsung Galaxy S8? Cumple vuestras expectativas? ¿Esperabais más? ¿Pensáis comprarlo? Recordad que vuestros comentarios son siempre bienvenidos.

 


Comments Off on Análisis Samsung Galaxy S8: Un celular hermoso por dentro y por fuera

Sorry, comments are closed.