Así eran los dentistas de hace 14.000 años

Radu Bercan | Shutterstock

Un hecho curiosísimo de la historia: antes de la llegada de la agricultura, las caries eran muy poco comunes. Sí, como lo parece, los problemas dentales parece que se dispararon a partir del sedentarismo y, sobre todo, en el momento en el que incluimos más azúcares en nuestra dieta. Pero tal vez, lo más fascinante sea las soluciones impuestas a estos nuevos problemas. Porque, según los últimos estudios en antropología, los humanos probablemente inventamos a la consulta del dentista incluso antes que la propia civilización. Sí, algunas herramientas y las calaveras de cientos de individuos que vivieron milenios atrás lo muestran: fueron a visitar a sus dentistas prehistóricos.

Empastes paleolíticos

Parecen dos palabras un poco difíciles de unir: los empastes son parte de la tecnología más puntera de nuestro tiempo. Y paleolítico significa “piedra antigua”. Y sin embargo, las evidencias muestran que algunos de nuestros ancestros eran mucho más capaces de lo que parece. Imaginemos una excavación. Encontramos en ella una calavera antigua, de unos nueve mil años, como nos dirán las distintas pruebas. Y al observar la mandíbula superior, de pronto, nos topamos con unas extrañas marcas en uno de los dientes. Es raro, porque no parecen hechas por el desgaste de masticar. Más bien parece un agujero, con marcas alrededor. Sí que está desgastado, pero este desgaste está sobre las marcas. Alguien hizo un agujero aposta en el diente y lo vació.

dentistas prehistçoricos

Stefano Benazzi

Se han encontrado pequeñas herramientas empleadas para operar sobre dientes infectados y cariesTiempo después, leyendo algún artículo, observamos una foto extraña: son pequeñas herramientas de piedra, punzantes, pequeñas hachas, demasiado pequeñas para cortar piezas grandes con comodidad. Lo que se conoce como microlitos. Tienen entre once y nueve mil años. De pronto surge una idea genial. Más o menos, y con un poco de licencia literaria, esto es lo que ha ocurrido con diversos grupos de investigación a lo largo del planeta. La calavera más antigua encontrada tiene la friolera de catorce mil años. Y efectivamente se han encontrado, también, microlitos que, se estiman, fueron empleados por los dentistas prehistóricos para operar sobre dientes infectados y caries. Así lo confirman restos de hasta catorce mil años, horadados y vaciados por estos supuestos dentistas prehistóricos.

Así operaban los dentistas prehistóricos

Tratar un problema dental no es sencillo. Ni mucho menos. Grosso modo, lo básico en un dentista es: limpiar una caries (eliminando el tejido dental dañado), eliminar la infección, rellenar la cavidad para evitar nuevos ataques y/o sacar el diente. Todo este proceso es doloroso, pues los dientes tienen un componente vivo importante. Entre los procesos más delicados se encuentra el limpiar la caries, pues hay que “taladrar” el tejido del diente, que es muy duro. Para eso se requieren habilidades especiales, así como herramientas. Las muestras encontradas en estas calaveras de las que hablábamos muestran que los dentistas prehistóricos tenían dichas habilidades. Para comprobarlo, se analizaron ante microscopio, observando las modificaciones para ver sin coincidían las herramientas con las marcas. Y sí, lo hacen.

dentistasM. Romandini

Los microlitos eran las herramientas usadas por los dentistas prehistóricos. Ahora, tenía que ser un proceso increíblemente doloroso. Sin embargo, si viajamos un poco más adelante en el tiempo, sabemos que existen culturas ancestrales que ya conocían plantas medicinales y anestésicos locales (como el aceite de clavo, etc). Probablemente estos dentistas prehistóricos también usaban dichas plantas para ayudar en el proceso. Una operación que no era sencilla pues consistía en horadar, desgastando, con las herramientas. Otras evidencias muestran un proceso de “taladrado” en el diente, con las herramientas. En ocasiones, especialmente para extraer los dientes, se usaban pequeños sílex a modo de martillo y cincel. También se han encontrado evidencias de dientes rellenos con diversos materiales, como cera de abeja, un material excepcionalmente eficaz.

El amanecer de los dientes podridos

Streptococcus mutans se alimenta de los azúcares produciendo ácido láctico, que va desgastando el esmalte hasta llegar a la dentinaComo decíamos, uno de los hechos más curiosos de todo este asunto es el punto en el que comenzaron a aparecer las caries de forma masiva en nuestros ancestros. En las primeras sociedades de cazadores recolectores la incidencia de caries es solo de un 5 o 10%. Sin embargo, en las sociedades asentadas y basadas en la agricultura, las caries comienzan a aparecer hasta en el 80% de las personas. Este hecho se puso de manifiesto en 1970 ante las evidencias encontradas en los restos. Una explicación sencilla es el cambio dietético, más rico en hidratos de carbono (azúcares). Sin embargo algunos modelos sociales, sobre todo en Asia, no terminan de encajar con una hipótesis tan sencilla. Pero vamos, tendría sentido.

Las caries no son otra cosa que el producto de varias especies bacterianas. El protagonista de los dientes podridos es Streptococcus mutans, el cual se alimenta de los azúcares produciendo ácido láctico. Este va desgastando el esmalte hasta llegar a la dentina. En un momento dado, puesto que los huecos son muy pequeños, otras especies aprovechan para invadir la pulpa dental. De ahí vienen las infecciones. Aunque todavía sigue siendo un misterio a medio resolver, está claro que la alimentación (y su cambio) jugó a favor de las caries en la prehistoria. Pero, al menos, sabemos que los dentistas prehistóricos ya estaban ahí para solucionarlo. O no